¿Hacia dónde se mueve el mercado laboral?

El mundo laboral ha sido objeto de cambios sustanciales y se encuentra en constante proceso de evolución. La realidad del desempleo también es un factor influyente en las tendencias del mercado de trabajo.




Tras la transformación del modelo productivo de la sociedad industrial avanzada (en los llamados “países desarrollados”), la revolución tecnológica ha ganado protagonismo en las relaciones comerciales junto a la descentralización productiva. La interdependencia de los mercados está ligada al empleo masivo de las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC). Las formas laborales y de hacer negocios son parte de la nueva realidad socio-económica.

En este contexto de transformación digital, las organizaciones empresariales deben incorporar los mecanismos tecnológicos y tener en cuenta la innovación. Las formas de negocio se encuentran influidas por la obtención e interpretación de información, por lo que son muy demandados profesionales en sectores relacionados con el Big Data, la analítica, la programación o la dirección de sistemas. Del mismo modo, la gestión del capital humano se ha convertido en un factor importante para las empresas. Asimismo, el comercio internacional está destacando por su potencialidad. Por otro lado, el marketing es esencial en la estrategia empresarial y constituye una herramienta fundamental para el rendimiento de las organizaciones. El marketing digital y la publicidad son ámbitos corporativos indispensables y están relacionados con sectores como la comunicación y el diseño.




La concepción misma de trabajo está sufriendo transformaciones. La centralidad del contrato de trabajo se está desplazando como institución vertebradora de las relaciones laborales. Para muchos esto implica inseguridad, precariedad y un aumento de la dependencia contraria a lo que el concepto de autónomo en un principio sugiere. En cualquier caso, el trabajo asalariado por cuenta ajena no está desapareciendo, pero sí existe un incremento del trabajo por cuenta propia que se intercala con el primero.




Deja un comentario