7 Tips para trabajar desde casa con éxito.

Muchas compañías tuvieron que emprender una ágil transición con sus equipos para trabajar de forma remota en medio de la pandemia . Sin embargo, muchos se han dado cuenta de que se requiere desarrollar nuevas competencias para el Home Office.





 

Tal vez tú mismo has experimentado esos nuevos desafíos de adaptación ahora que estás trabajando desde casa.

Las soft skills, o habilidades blandas, tienen un papel más importante, en este contexto, que las habilidades técnicas y la experiencia laboral. Las empresas requieren de un personal ágil, que se pueda adaptar a los cambios y que lo hagan con la mejor disposición y energía posible.

Existe un sinfín de competencias que pueden serte muy útiles para ser trabajar desde casa con éxito, como la puntualidad, la transparencia, el compromiso, la visión de metas, pero nosotros nos centraremos en las siguientes 7 habilidades, teniendo en cuenta una encuesta realizada en más de 50 países :

-Comunicación
-Colaboración
-Organización del tiempo
-Independencia
-Balance
-Autoaprendizaje
-Creatividad

Veamos en qué consiste cada una de ellas y por qué es importante que busques cómo desarrollarla para seguir mejorando tu perfil profesional:

Comunicación (digital):

Sin la comunicación adecuada es imposible mantener el trabajo remoto. No solo es importante conocer el funcionamiento de las plataformas de mensajería o aparecer activo en ellas, sino también la forma de construir los mensajes y dirigirnos a los demás.

No puedes hacer una videollamada cada vez que quieras resolver una duda, así que la comunicación escrita es fundamental. Debes aprender a escribir de forma clara y concisa, lo que implica que puedas sintetizar información, comprenderla y compartirla.

Te recomendamos leer: Cómo mantener la motivación en el Home Office.

Colaboración:

Cooperar a distancia resulta imprescindible para los equipos remotos. Por lo tanto aquellos colaboradores que no estén en la oficina deben tener la iniciativa de colaborar a los demás y trabajar en equipo para alcanzar juntos los objetivos.

Esto implica comportamientos como cooperar con los demás, ser empático, cumplir con su parte y ofrecerte a ayudar a los demás.

Las comunidades virtuales y redes sociales pueden fomentar este sentido de equipo, motivando a la colaboración sin importar las diferencias en equipos multiculturales o de diferentes nacionalidades.

Organización del tiempo:

Cuando trabajas desde casa o desde un lugar diferente a la oficina, no tendrás a tu jefe observando todo lo que haces, ni preguntándote en qué estás trabajando. Tú debes organizar tu tiempo y mantenerte en el camino de la alta productividad.

Para esto, lo mejor es tener la habilidad de organizar tu tiempo y si no la tienes, echar mano de herramientas que te permitan crear horarios o listas de tareas diarias que te ayuden a seguir la pista de tus actividades.

El tiempo es y seguirá siendo escaso y debes demostrar que puedes priorizar actividades de acuerdo a su importancia.

La falta de interacción con jefes, compañeros o clientes puede afectar a muchos, que necesitan del contacto físico o de la interacción cara a cara para sentirse cómodo.

Por este motivo, la independencia es una característica clave para un trabajador remoto, debe tener la habilidad de solucionar problemas sin depender enteramente de otros ni de su interacción con ellos para sentirse cómodo.

Balance :

Es fácil caer en los extremos de trabajar mucho o de hacerlo muy poco. La tendencia es no desconectarse y estar disponible más tiempo del que deberías. Así que otra habilidad necesaria es tener balance en este sentido para mantener una salud mental y física estables.

Aquí entra en juego la disciplina. Sin disciplina, prácticamente no logramos hacer o concluir nada de manera exitosa. Los trabajadores remotos que implementan filosofías como smart working, logran objetivos sin sacrificar su vida personal.




Interés de aprendizaje:

De acuerdo con las exigencias del mercado laboral es recomendable que las personas reserven un 20% de su tiempo para seguir aprendiendo, mejorar sus habilidades y seguir siendo empleables.

Por esto, aquellas personas que se mantienen actualizadas, indagan sobre las tendencias en su campo profesional y están dispuestas a adquirir nuevos conocimientos sobre herramientas tecnológicas que faciliten su trabajo y el de los demás, son más capaces de adaptarse a trabajar fuera de la oficina.

Creatividad y sentido de innovación:

No todos los empleados deben tener un profundo conocimiento sobre apps o tecnología, sin embargo deben tener la capacidad de enfrentar los obstáculos que se les presenten de forma alternativa.

La creatividad es la habilidad del futuro. Se pone a prueba en circunstancias en las que debes solucionar situaciones que no vivirías en la oficina y lo preferible es que se apoye en la tecnología para hacerlo.

Contar con profesionales versátiles facilita, y mucho, el desarrollo del Home Office efectivo. Es importante que, sin importar el cargo que ocupen, la mayoría de los colaboradores tengan capacidad de adaptación.

Es importante dejar en evidencia que para hacer trabajo remoto hay que contar con unas habilidades específicas. En caso de que tu equipo no cuente con las que hemos mencionado aquí, puedes ayudarlos a desarrollarlas o fortalecerlas.

 




Deja un comentario

Scroll Up